También te escribo cuando no te escribo

Iba a hablarte del asunto del gato que maúlla en la verja y todo eso pero… encontré esto entre mis apuntes de hace unas semanas. Lo escribí en el diario, una noche, desde el hospital. Releyéndolo hoy, he pensado que quizá te haría gracia conocer los desvaríos en los que me pierdo cuando estoy medio bolinga. Pero no me riñas mucho por lo del cava, por favor. Que todavía me dura lo de la mantequilla.

*** Son las diez de la noche y estoy un poco borracho porque me he zampado dos benjamines de cava. Estoy un poco borracho porque tengo motivo. Desde que conocí a mi padre, pienso que todos los borrachos deben tener un motivo si no quieren sentirse un poco idiotas. Son las diez de la noche y estoy haciendo una lista de cosas importantes en mi vida.

Cosa importante nº1: Me importa mucho el blog. Está lleno de mí. Allí abro cremalleras, desabrocho camisas, retiro sábanas, quito calcetines. Es mi blog. Siempre volveré allí a esconderme. Coloco las estadísticas y luego ni las miro. Creo que es porque en mi blog siempre estoy solo conmigo.

Cosa importante nº2: Me importan mucho mis gatos. Nos unen lazos extraños. Tequila duerme en el hueco de mis piernas. Tripi lo hace sobre mi estómago, con las dos patas delanteras estiradas y las pezuñas sobre mis labios. No sé por qué deja las pezuñas sobre mis labios. Cuando amanece, juego a mordérselas y él las recoloca sobre la nariz. Creo que es una especie de mimo. Jamás me separaría de mis gatos. Por nada. Por nadie. No concibo el corazón del que es capaz de hacerlo.

Cosa importante nº3: Me importa mucho J. Amo a J. Siempre le amaré. No le pongo en el nº 1 para que no se me crezca. Cuando J. se me crece, se enfada cantidad conmigo y me habla como si pudiera prescindir de mí. Yo no puedo prescindir de J. Cada cosa que hago es solo por poder tirarme en el sofa con él a ver peliculas raras. Y que el juguetee con mi pene. Y que yo le diga “suelta, pesao…”. Cada cosa que hago. Cada vez que respiro. Yo tambien soy ñoño memo y llorica. J. es mi gurú. Si llevara un túnica naranja y me pidiera que le diera toda mi fortuna y luego me inmolara para viajar al planeta Krypton en la cola de un comenta, yo lo haría. Con él me olvido de pensar. Y me la pela, que es lo peor.

Cosa importante nº4: Me encanta llamarle Jota. Es como si estuviéramos metidos en una novela de Philip Marlow.

Cosa importante nº5: Teo no se va a morir. Yo tampoco. Estaremos doloridos y jodidos. Pero viviremos. Claro que sí. Yo tengo que irme a casa de J. Teo tiene que agarrarme de la nuca y decirme “Quita esa inicial y dí mi nombre porque si no me conviertes en Peo, cabrón…”

Cosa importante nº 6: Tengo una cabeza enorme con este pelo, maldita sea. Tengo que cortármelo. Pero no puedo. Me gusta sujetar los rotrings detrás de la oreja, entre los rizos, mientras dibujo las viñetas que ya no publico. Miguel dice que parezco un carnicero. A veces me acuesto con el rotring tras la oreja, sin darme cuenta. Mi pelo lo tapa todo. Hasta los malos pensamientos.

Cosa importante nº 7: Mis cosas importantes no importan una puñeta. Creo que es porque estoy borracho. Mañana lo leeré y pensaré: “Joder… menos mal que no lo he publicado…” ***

PD. Fé de erratas de Agus. Gracias Agus.