Feliz, feliz, feliz solsticio de invierno

Esta noche teníamos que haberla pasado en la casa materna (políticomaterna) pero como ahora soy igual que la amiguita de Heidi, la montaña va a venir a Mahoma.

Estoy escribiendo a vuelapluma así que este post también será una mierda sin sentido. No obstante, intentaré que sea una mierda sin sentido corta (yupi).

La casa huele a manzanas, canela y carabineros a la plancha. Es una mezclita curiosa que me tiene babeando desde hace… mh… unas dos horas. Si no vienen pronto los comensales, voy a organizar una escapa a la cocina para lamer algo. Algo que no sea Karloszeta, claro, porque a él ya le he lamido y no sabe ni a manzanas, ni a canela, ni a carabinero. Sólo a vasco cabreado porque me como los aperitivos.

No puedo tomar alcohol porque sigo cocido a antibióticos, así que estoy emborrachándome de mosto. Cuando he abierto la botella he hecho ¡pum-frsfrsfrsfrsssssss! con la boca y he lanzado el tapón al aire para autoengañarme. Karloszeta se ha descojonado bastante con mi idiotez, pero es consecuencia directa de que él SÍ pueda tomar alcohol. Lleva dos martinis secos agitados bond-james-bond y empieza a tener cierto rosadillo en las mejillas y cierto brillito sospechoso en los ojos.

El loro no está nada contento ni nada rosadillo. Más bien está atacado perdido. Cuando estoy delante se calla y hasta ponte ojo de pollo bueno, pero en cuanto me alejo chigui-chigui con mi sillita, empieza a gritarme putaputaputa por el pasillo. No queda nada bien que llame putaputaputa a un pobre huerfanito inválido con mascarilla de oxígeno. Parece un pollo de villano marvel. Y eso que todavía sólo somos Jokin, Karlos y yo. Cuando venga la hermanada vasca, seguramente tenga que ponerle el capuchón a la jaula para que no nos pida que le besemos el culo mientras estamos comiendo canapeses. Quedaría feo.

Uf… soy bastante feliz.

Karloszeta y Jokin han llevado esta mañana 28 kilos de juguetes a cáritas. Había hasta un triciclo. Karloszeta nunca deja de sorprenderme. De verdad. Nunca.

Le he preguntado si me podía quedar con alguno de los spidermans articulados. Se ha reído bastante. Ha debido pensar que lo decía en broma. Tchsk…

¡Feliz Saturnalia a todos!