Lo sé, lo sé… impresionante el chocho que me he hecho yo mismo con las horas, con el hoy, con el mañana y con el pasado mañana. Lo siento. Era hachís libanés.

Eso y que no debería publicar post mientras el huso horario de las opciones de mi blog y el de mi culo serrano no estén coordinaditos.