Disparo, arriba y pumba

Tengo complicaciones neurológicas que me impiden postear. No logro concentrarme y cuando lo consigo, la luz de la pantalla acaba bailando un zapateao en mi nervio óptico. Molaría tener un batallón de gnomos que me escribieran al dictado, como los del cuento de Andersen, pero probablemente acabarían hasta los huevos (de gnomo) de mis borra-escribe-vuelve a borrar, así que… estas son semanas de poco Nepomuk y mucha pausa. Lanzo un tiro con mi pistola de bengalas desde el fondo y hasta la superficie y aviso. Aviso que estoy aquí. Que seguiré aquí, por oscuro que se ponga esto. Despacio. Despaaaaacio. Pero seguiremos.