Será

Fuerte periodo de “me cansa la vida.” Dicen que son las inyecciones que me están poniendo estas semanas para matar al bicho. Puede ser. Probablemente. Será. Sobre todo porque no sucede ninguna otra cosa que me lo pueda provocar. Él está Madrid. Pedro me deja notas de amistad en la mochila. Simón ha sacado unas notas cojonudas. No hace excesivo calor. Estoy pisando las vacaciones. Los perros están sanos. Los gatos, porculeros (pero como ya eran porculeros de antes, contribuyen generosamente a la normalidad). Así pues…no sé. No sé qué me pasa. No sé por qué no soy capaz de levantar las manos para nada que no sea comer-dormir-verteleseries-jugar. No sé por qué de pronto soy incapaz de soportar las tonterías de los tontos que normalmente soportaba.

Dicen que son las inyecciones que me están poniendo para matar al bicho. Puede ser. Probablemente. Será. Si es así, el miércoles que viene debería volver a encontrarme por algún sitio.

Puede ser. Probablemente. Será.