Estoy sacando punta a toda mi lapicerada

Hola Diario de Ariel abandonado a tu perra suerte. Feliz Navidad. Durante la timba de póker de Nochebuena, los hermanos Z. me machacaron y me hicieron perder una pasta gansa. Especialmente el mayor, más conocido por Jon Karlos Silver El Largo, que se quedó con todas mis últimas existencias, al sacarme un póker de reyes (el muy cabrón) frente a un trío de ases que tenía yo SUPERBONITO Y DISPUESTO PARA EPATAR AL MUNDO MUNDIAL. Sea como fuere, el epatado (y arruinado) resulté ser yo, y después de un interminable tira y afloja de “devuélveme mi pasta”, “ni de coña”, “devuélvemela maldito”, “que te he dicho que no”, “gasteizarra del demonio”, “piojo enano zumbón”, “como vaya”, “como vaya yo” etc. etc. etc… finalmente, he pactado con Jon Karlos Z. (silver el largo) que si soy capaz de postear diariamente desde aquí hasta entrado el 2015, me será reintegrada toda mi pasta, con intereses añadidos en el caso de que lo acompañe con monigotes y/o chascarrillos.

Obviamente Jon Karlos Silver El Largo no sabe a lo que puede llegar uno por la pasta.

Obviamente.