Santa Claus

“Para mí la gente inteligente es la que cambia de parecer cada cuatro días, así que sacar el palo y la bandera cuando ni sabes lo que vas a pensar el próximo mes, me parece peligroso.”

Es de Cesc Gay. Se lo leí ayer en una entrevista. Me pareció un apunte brillante, así que lo guardé para ponértelo hoy. ¿No te parece brillante? A mí sí. Estoy muy de acuerdo. Antonio me llamó una vez “el contradictorio Ariel” porque un día le afirmaba una cosa y al mes siguiente defendía la contraria. Pero es que realmente tiene que ser así. Todos tenemos que ser así. Todas nuestras ideas deben estar siempre bullendo, en evolución, cambiantes, en constante movimiento. Si no ¿de qué demonios nos sirve pensar? ¿para acabar siempre en el mismo sitio? Bueno, ya. Hasta aquí. Que es temprano para la metafísica. Se acerca la primera Navidad de María así que uno de nosotros se va a disfrazar de Papá Noel. En principio habíamos pensado montarnos unos Reyes Magos, pero las connotaciones religiosas siempre nos dan un poquito de mal rollo. Además San Nicolás, reconozcámoslo, es un bicho bastante más simpático que los tres siniestros astrólogos de Oriente. Por no decir que sabe elegir mejor las fechas. Eso de que te llenen de juguetes el día 6 y tengas que volver a clase el día 8, se lo inventó alguien que desde luego nunca fue niño. Sopesando nuestros tamaños, Jon K. tiene todas las papeletas de convertirse en nuestro Papá Noel de este año. Básicamente porque Simón y Pedro parecerían gnomos del bosque y yo, un híbrido entre el Robin de Batman y Bitelchús. Estamos ideando tooooodo un plan para el día N (de Nochebuena). Un plan que incluye renos, trineos y hasta chimenea (esto último con alguna que otra vuelta que darle, porque en casa la chimenea es de cassette y muy mágico tendría que ser el Papá Noel para salir vivo de eso). Ya hemos empezado a leerle cuentos de Santa Clauses a María para crear su expectativa, aunque confieso que algo de miedo nos da. Es más bruta que un arado. Todo será que llegada la noche de la sorpresa, termine descalabrando a Jon de un espadazo láser. De verdad, te lo juro… Capaz la veo.