Silencio

Hoy han venido los compañeros del equipo de rugby de Jon a pasar la tarde a casa. Hemos bebido cerveza, jugado al futbolín, gritado, saltado, visto el fútbol en la tele, bebido más cerveza, jugado a la play, berreado, dado puñetazos al saco, vaciado bolsas enteras de patatas fritas, zampado bandejas de embutido, bebido más cerveza…

Hoy hemos regado la casa de testosterona para todo el invierno.

Acaba de irse el último. Le he dicho a Jon “no sé qué hacer con todo este silencio” y se ha reído. “Pues ven aquí. Y trae la guitarra y las dos últimas cervezas.”

A Jon K. se le dan muy bien ese tipo de frases que pueden terminar una película.