Estoy en Zarautz de Semana Santa y para tragar cantábrico. Mañana te cuento cosas. Que no. Que no me olvido de ti. Que nunca. Jamás.