Ay

No era hoy. Era mañana. Hoy llevo todo el puñetero día durmiendo y me duelen hasta los lóbulos de las orejas. Puré e ibuprofeno. Eso voy a cenar. Para que luego los primos de Jon me llamen flojo ¿ves? Sí. Yo también me enfadaría pero no tengo fuerzas. En su lugar pongo cara de pena y Jon los echa de casa.

Qué daño de todo tengo. El cantábrico se ha vengado de mí por la vez que me hice pis de pequeño o algo.