Ruina

Tengo que empezar a preparar exámenes con la sensación encima de que hace apenas dos días que deje de preparar los anteriores. Esto no es vida ¿no? Y estoy en la ruina. La ruina más ruinosa. Cobré el día 30 y ahora mismo tengo 13€ en cuenta. Eso es todo lo que me ha quedado, una vez saldadas deudas, seguros y plazos. Trabajar 40 horas semanales para disponer de 13€. Le decía ayer a una chica que algo está fallando en el equilibrio cósmico. O al menos en el mío propio. No pasa nada, ni llegará la sangre al río. Hemos salido de muchas peores. Ahora al menos somos cuatro manos llenando la nevera. Antaño me hubiera tenido que volver a alimentar de macarrones cocidos con nada y comprados a crédito. Además estamos en Abril. Bendito Abril. Maravilloso Abril. El día 15 tengo una paga extra. Intentaré usarla con cabeza.

Y justo cuando digo esa frase es cuando se me pone malo un perro o un gato, y me veo con 200€ de factura veterinaria. Porque esto es así y la suerte la carga el diablo.