Cangrejos

“Tengo otra de mis fases cangrejo en las que solo me apetece hacer mutis.”

Será porque es mayo. Será porque es el primer madrugón después de tres días. Será porque no he dormido bien. Será porque hago más con el cuerpo que con la cabeza. Será porque me he pasado toda la noche soñando que iba de viaje en un ascensor con un Dj, una psiquiatra suicida y un macho alfa. Será porque me he peleado con Max y nuestro proyecto de novela gráfica interactiva se ha ido a pique. Será por todo y no será por nada.

Lo de Max me duele. Sobre todo porque me metí en sus planes únicamente para ayudarle con lo de no tener trabajo, ni ingresos. No era la ilusión de mi vida pasarme las horas libres dibujando como un cabrón. Yo no funciono por horarios ni por plazos. Todo el que me rodea lo sabe y odia trabajar conmigo. Hasta yo odiaría trabajar conmigo. Pero por su desesperación hice un esfuerzo. Y no ha servido para nada. Ahora tengo 37 ilustraciones y una buena historia que no irán a ningún sitio. Qué difícil cuando dos personas son tan iguales. Míranos a Jon y a mí. No podemos ser más distintos. Es así. Los engranajes tienen que ser distintos para que encajen y funcionen. Es así.

No me hagas ningún caso. Estoy gris. Será mejor esperar a que vuelvan los colores.