Por su culpa, por su culpa, por su gran culpa

Hoy no he podido postear por culpa de Jon K. pidiéndome un muñequito para su avatar de twitter más veces de las que mi mente budista ha podido aguantar JUSTAMENTE en los 30′ libres que tenía en el trabajo para dedicarme a contar mis nepotonterías.

Así que… la responsabilidad de mi falta de post de hoy… de este:

(La cara de cuando me pilla sacando su Harley a escondidas por la puerta de atrás)