Día de Reyes

Ya sé que te debo un podcast y una viñeta. Es que este fin de semana estoy exento. Por varios motivos en línea. Te los cuento.

1. Ayer era día antes de reyes. Eso suponía cabalgata, compras de última hora y cuidado de abuelito político en el hospital (esto no es habitual del día de reyes, pero me tocó igualmente). Además sumé un pico alto de resfriado con fiebre y bocos, lo que hizo que tooooooooooooooodo el día fuera muuuuuuuuuuucho más lento y espeso en cuanto a reacción mental.

2. Hoy es día de reyes. Eso supone roscón, canelones, regalos, juegos, guerras, malabares, pimpampunes… o sea, masacre en familia. Tengo que respetar la masacre en familia. La masacre en familia es importante. Sobre todo porque hay que hacer reír al espartano. Hacer reír al espartano es mi misión importante de domingo. Y nos han traído cinco rifles nerf, así que… se está consiguiendo con creces.

Lo más bonito del día de hoy: LOS REYES ME HAN TRAÍDO UNA MÁQUINA ARCADE CON PACMAN, TETRIS, SPACE INVADERS ET-CÉ-TE-RA.

Lo más mierda del día de hoy: uno de mis regalos estrella para Jon, que era un smartwatch, ha venido con la correa partida, así que no lo ha podido estrenar. Mecagoenmelchor.

Y ya. Mañana es fiesta, así que me da tiempo a hacer todo lo que debería haber hecho y no hice. Hablarte, dibujarte, contarte que he perdido cinco kilos (again), limpiar los baños…